Que disfruten…

“Volvió a ocurrir, llegaron arrasando como el peor de los huracanes, dando vuelta no solo a mi vida sino también a la de los que me rodean.

Pero esta vez YO era diferente, desbordada en pánico, angustia me paré a tu frente y te pregunté: ¿Qué quieres?

Esta vez, no huí… ni por el acantilado, ni por la bañera, ni me mudé de ciudad, ni cambien de vida como venía haciendo esta alma vieja.

Esta vez, respiré y seguí respirando hasta que mi corazón se quedó en silencio y mi mente intentó hacer cualquier otra cosa que jamás hubiese hecho en tal situación.

Esta vez, me miré a los ojos y pregunté a mi angustia, a mi pánico, cuál era el motivo para irrumpir así en mi vida, qué quería mostrarme, qué había de cambiar.

Esta vez… Abracé mis Angustias… Identifiqué mi Pánico… Conversé con todo eso que siempre me había perseguido, con todo eso que me provocaba pesadillas… Y los escuché, tan solo querían mi bien!!!

Esta vez, ACEPTÉ esa parte mía que aún no había querido conocer.

Solo así entendí que…

Detrás, después y al final de miedo… no había nada, no se acababa el mundo, sino todo lo contrario, acababa de empezar un nuevo y lindo ciclo, la desequilibrada zona de confort había de cambiarse por un nuevo nacimiento hacia el equilibro saludable.

Pero y después…???

… después aprendes a vivir con tus fantasmas, porque son tu misma, son parte de tu carácter, de tu pasado, de tu esencia.

De vez en cuando llaman a la puerta, y… unas veces, pasas de abrirles. Otras, se te cuelan y los tienes que echar a patadas… Otras, te ríes con ellos… Y otras, simplemente se sientan a tu lado en silencio y admiran la grandeza de tu fortaleza.

Abraza tus miedos… pues cuando los abrazas te reconcilias con esa parte tuya que por fin empieza a sanar.”

 

                                                              Se Mujer y Deja Constancia de Ello.

 

Imagen: autor desconcido. (https://mejorconsalud.com/la-mujer-medicina-llevas-dentro/)

Translate »