A la hora de medir la talla de pecho y saber qué talla de sujetador elegir hay que tener en cuenta varias medidas y factores:

  1. En primer lugar, observa tu pecho, se consciente de cómo es y qué necesita. Mira si está caído, si tienes una mama ancha, si es puntiagudo, observa si estás derecha o encorvada. La edad es importante, los embarazos también.
  2. Debemos de tener en cuenta dos medidas esenciales: la talla de bajo pecho y la talla de pecho. Y una tercera informativa, sobre todo con respecto al modelo de sujetador a elegir, es la anchura de mama.
  3. La medida de bajo pecho se toma midiendo el perímetro por debajo del pecho. OJO!!! que la cinta métrica esté lo mas paralela posible al suelo. Y si tu pecho está muy caído, al medirte deja que tus mamas caigan sobre la cinta métrica. MUY IMPORTANTE: NO APRETAR LA CINTA MÉTRICA Y  POSAR LO MAS ERGUIDAS POSIBLE. Esta medida nos dará la talla de contorno: 80, 85, 90, 95, 100, 105, 110…
  4. La medida de pecho se toma midiendo el perímetro al rededor del pecho pasando la cinta métrica por encima del pezón. Para tomar bien esta medida, hay que tener en cuenta los factores físicos de cada mujer.
  • NO APRETAR la cintra métrica
  • POSAR ERGUIDAS
  • Si el pecho está caído o aplastado o disperso, TOMAR LA MEDIDA CON UN SUJETADOR QUE LEVANTE EL PECHO, para así tener en la medición el volumen real mamario. NUNCA TOMARLA CON UN SUJETADOR QUE APLASTE EL PECHO. Si no tenemos sujetador al efecto, aún tenemos otra opción, LEVANTAR LAS MAMAS CON NUESTRAS PROPIAS MANOS, sin aplastarlas, buscando el mayor volumen posible, y que otra persona nos mida el perímetro que resulta en esta acción.

Esta medida nos da el volumen de la mama o talla de copa; AA, A, B, C, D, DD o E…

5. Y ya por último la anchura de mama. Se toma desde donde nace volumen en el centro de pecho hasta donde entra en la axila                      pasando por encima del pezón. Este dato es importante, sobre todo, a la hora de elegir el modelo de sujetador, y si necesitamos una              talla especial, porque todas somos iguales, pero diferentes.

La toma de medidas es la parte mas importante en corsetería, si no se hace bien no se consigue el tallaje perfecto.

Para convertir tus medidas tomadas en la talla de sujetador mira nuestra Guía de tallas

Es importante que tengas en cuenta, que tu cuerpo va cambiando con los años e incluso en el mismo mes. Engordamos, adelgazamos, nos hinchamos con el periodo, tenemos hijos, procesos emocionales, dejamos de cuidarnos, nos volvemos a cuidar… o simplemente vamos cumpliendo años. Por tanto, tu talla de sujetador puede variar mucho o poco. Todo esto sin contar los fabricantes y el fast-fashion con sujetadores hechos sin tener en cuenta realmente el cuerpo de la mujer.

Nuestro consejo es que te observes siempre y si vas a invertir en lencería te midas… y si dudas, déjate guiar por especialistas.

               ¡¡¡ A ver… que talla tengo hoy!!!

Translate »